Acceso Identificado

 
<<  Junio 2019  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
       1  2
  3  4  5  6  7  8  9
10111213141516
17181920212223
24252627282930
   
Menú

El pasado lunes 25 de marzo un grupo de alumn@s de 1º y 2º del ciclo formativo de grado medio de electricidad, así como los de 2º de FPB de electricidad, de nuestro centro, visitaron un parque eólico en la localidad del Padul, en concreto el perteneciente a la empresa ENEL GREEN POWER.

Durante la visita nos acompañó como guía uno de los técnicos supervisores del parque, Diego, que nos detalló el funcionamiento y las características de este parque que lleva en funcionamiento desde 2012, y asesoró a los alumn@s sobre qué requisitos se deben cumplir para poder optar a trabajar en un parque eólico, indicando que en su caso él se había formado inicialmente en un ciclo formativo de formación profesional.

El sector de la energía eólica es un sector que está en auge, y hace referencia a todo el conjunto de tecnologías y aplicaciones en los que se aprovecha la energía cinética del viento y se transforma en energía eléctrica o mecánica.

Por lo que se refiere a la producción eléctrica, los parques eólicos son sistemas que suministran electricidad a la red. El aprovechamiento de la energía eólica para la generación de electricidad mediante aerogeneradores es una tecnología que experimentó un desarrollo técnico y comercial importante a finales de los años setenta, después de la primera crisis del petróleo. En general, e independientemente de su aplicación, las máquinas eólicas pueden dividirse en dos grandes grupos: los de eje horizontal y los de eje vertical.

Los de eje horizontal son los más utilizados y permiten cubrir desde aplicaciones aisladas de pequeña potencia (aproximadamente 1kW) hasta instalaciones en grandes parques eólicos, donde puede llegarse a utilizar aerogeneradores por encima de 1 MW de potencia.

Un aerogenerador de eje horizontal es, básicamente, una máquina rotacional, cuyo movimiento se produce por la energía cinética del viento, cuando éste actúa sobre un rotor que normalmente dispone de tres palas. El movimiento rotacional producido se transmite y es multiplicado mediante un multiplicador de velocidad, hasta un generador que produce la energía eléctrica. Todos estos componentes se instalan sobre una góndola que se sitúa encima de una torre de soporte.

Cada aerogenerador dispone de un microprocesador que controla y regula sus variables de puesta en marcha, funcionamiento y parada, transmitiendo toda esta información al centro de control de la instalación. Igualmente, cada aerogenerador incorpora, en la base de la torre, un armario con todos los componentes eléctricos (interruptores automáticos, transformadores de intensidad, protectores de sobretensión, etc.), previos al transporte de la energía eléctrica generada hasta la conexión con la red o puntos de consumo.

La energía obtenida por un aerogenerador determinado depende básicamente de la potencia del viento atravesando el rotor y es directamente proporcional a la densidad del aire, la superficie barrida por sus palas y la velocidad del viento.

El Parque Eólico que visitamos está formado por 9 aerogeneradores de 2MW cada uno, con un total de 18MW instalados.

¿POR QUÉ EN EL PADUL?

Los parques eólicos son grandes instalaciones conectadas a la red para suministrar la electricidad que producen. Estas centrales, que suelen tener una potencia que varía entre los 5 MW a los 60 MW, son los que permiten un mejor aprovechamiento de la energía eólica.

En la determinación de la ubicación, dimensión y forma de un parque eólico influyen muchos factores, tales como:

  • Velocidad del viento (superior a 6 m/s), variaciones (diurnas, estacionales, en altura), ráfagas y calmas.
  • Distribución de direcciones del viento.
  • Variación de la densidad del aire.
  • Sombras entre máquinas.
  • Condiciones especiales (huracanes, arena, sal).
  • Tecnología disponible.
  • Inversión prevista, etc.

El estudio de viabilidad de un parque eólico no puede reducirse únicamente a cuestiones económicas y de ingeniería; su implantación implica a menudo aspectos culturales, sociales, paisajísticos o de percepción del entorno, así como consideraciones sobre los ecosistemas en los que se plantea situarlos. De esta manera, en los proyectos deben incluir una evaluación de impacto ambiental teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Pendiente del terreno.
  • Fauna, en especial las aves.
  • Nivel de protección legal del suelo (Lugar de Interés Comunitario (LIC), Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Red Natura 2000, entre otros).
  • Litología.
  • Vegetación de la zona.
  • Modificación de paisaje (impacto visual).
  • Afectación social.

En el Padul además de este parque eólico, existen otros dos que comparten la subestación eléctrica, ya que se dan las condiciones adecuadas para su implantación. Un aspecto que nos llamó la atención es que hay una vigilancia ambiental permanente, y en caso de avistamiento de movimiento de aves que puedan estar en peligro, se detienen inmediatamente los aerogeneradores.

Un aspecto que nos llamó la atención es que hay una vigilancia ambiental permanente, y en caso de avistamiento de movimiento de aves que puedan estar en peligro, se detienen inmediatamente los aerogeneradores.

Desde el centro nuestro más sincero agradecimiento a Enel Green Power

Antonio García Martínez
Profesor de Electricidad

Buscar en la web

Tablón de Tweets

Visitas a nuestra web

4861971
Hoy
Ayer
Esta semana
Este Mes
Último Mes
Visitas totales
6579
9616
58170
220438
335685
4861971
Volver